arteterapia

 

El Taller de Pintura Creativa y Arcilla

Es un espacio protegido de miradas ajenas al proceso creativo, donde puedo expresarme como soy, como estoy, crear, investigar, crecer, madurar, conocerme, sanar emociones… a mi ritmo, sin exigencias, juicios o comparaciones que anulan la auto-expresión. 

En estas condiciones de respeto y apoyo, la creatividad emerge sin dificultad influyendo favorablemente en la persona, que va descubriendo nuevos recursos para hacer frente y resolver las cuestiones que se presentan tanto en la propia obra como en la vida, a la vez que encuentra una vía de expresión para sus sentimientos, fantasías, deseos, temores… y un espacio de drenaje de las vivencias dolorosas o limitantes que experimentamos en nuestro día a día.

cursos y talleres permanentes para adultos, niños y padres.

formación

 LOM se distingue de otros métodos arteterapéuticos por enfocar su atención en la impresión en lugar de la expresión. El enfoque en la impresión significa que unas pinturas claras y sencillas realizadas bajo la orientación de un terapeuta restan importancia a las imágenes que recordamos y que resultan perturbadoras, al tiempo que nos libran de emociones agobiantes. Se logran cambios en las emociones mediante cambios en la imagen. 

taller de pintura

 Un espacio para desarrollar la creatividad y la expresión genuina y espontánea, de sus imágenes (libre de estereotipos), a través de la pintura, posibilitando el encuentro con todo lo que se tiene de diferente, original y personal.

En un entorno sin  exigencias, juicios, comparaciones, calificaciones o modelos para copiar. Respetuoso con el ritmo personal y el momento madurativo de cada niño o persona.


padres y niños

Ofrece la posibilidad de compartir con nuestros hijos, sobrinos, nietos, una actividad tan grata como la pintura o el modelado en arcilla y desde las condiciones de respeto, apoyo y acompañamiento sin juzgar, comparar, exigir que,  propone el taller, experimentar otra forma de mirarnos y relacionarnos. 

talleres

La creatividad y la exploración se ponen en juego de manera natural cuando los niños entran en contacto con el barro.

Los niños prueban diferentes texturas, añaden objetos, pellizcan, estiran, arañan, extienden, levantan montañas, escavan túneles, construyen, modelan objetos, personajes, … en definitiva JUEGAN y mientras juegan experimentan, investigan, aprenden, desde el placer que proporciona tocar el barro.

mariadelsolrecuero

Contáctanos a través de WhatsApp

Chatear por WhatsApp